Ansiedad frente al volante


Mucho se habla  del estrés diario, la ansiedad  y de las presiones a las que cada día una persona se puede ver sometida, pero pocas veces nos paramos a pensar que el estado psicológico influye también en la conducción.  Si a las situaciones de estrés mencionadas le añadimos haber tenido una experiencia mala con el coche, es fácil que una persona sienta miedo a conducir, lo que  se conoce como amaxofobia.

toyota prius

Por supuesto es importante ser prudente al volante, sin embrago es desaconsejable sentir intranquilidad e inseguridad a la hora de conducir.

Una persona que sufre amaxofobia siente  una  elevada ansiedad que puede poner en peligro la seguridad vial, ya que afecta la atención, a los reflejos y al tiempo de reacción ante una situación imprevista en la carretera.

Las causas  y los efectos que produce en una persona la amaxofobia  se pueden tratar con ayuda psicológica.

Al margen de la ayuda externa para superar los miedos a la carretera, es fundamental mantener pensamientos positivos.

Deja un comentario